Feliz dia de los Libros

      ¿Cómo honrar a los libros en un día dedicado a ellos internacionalmente? ¿Quizá guardandolos en el armario? ¿tapandolos con una sábana para no verlos? o ¿creando estrategias comerciales e informáticas para mantenerlos a raya?.
     Un libro es un instrumento diabólico de conocimiento de las Artes, Historia o Filosofía y de sus formas, de las Ciencias y sus avances o de las técnicas que convierten nuestros oficios en útiles, pero sobre todo son compendio de Vida, hasta la pura ficción literaria, pues detrás hay desvelo, sufrimiento, sentimiento y la alegría de mujeres y hombres que tuvieron y siguen tenido el valor de superar sus miedos y contarnos sus experiencias, sus amores, sus fracasos, sus traiciones y emociones vividas.
     ¿Hay mejor manera de celebrar ese ejercicio de verdad compartida, tras el intento de buscarla y transmitirla de forma que seamos capaces de saber, creer, hacer o sentir todo lo que sus páginas nos revelan, que cogiendo uno entre las manos, con mimo, y hacerlo tan nuestro como si nuestra vida fuera?.
     Historia, Filosofía, Matemáticas, Física, Poesía, Narrativa o simplemente un comic o un viejo tebeo que tan felices nos hacen si nos detenemos con ellos.
Carlos Ignacio Pareja González, autor de novelas, relatos y artículos, ya sabeis donde estan mis libros.
No hay texto alternativo para esta imagen
Anuncios

Cosas de la Vida …

     Ya estamos aquí otra vez, tras unos días cortos en los que todo era más liviano y es cierto, para aquellos a los que la realidad no nos gusta, y no me refiero a la gente que nos rodea sino a sus circunstancias y a las nuestras, se hace muy cuesta arriba ponernos de nuevo en marcha.
     Hoy, al despertar, mientras nos aseábamos y buscamos reconstruir el aspecto que nos es propio, el de ganarnos la vida, o el de buscar como hacerlo, a la vez que intentamos encontrar, en el fondo del espejo, un sentido a lo que no sea disfrutar de los nuestros y hallar maneras de hacerles felices para serlo nosotros y nos cuesta encontrarlo, claro, a unos más que otros.
     Nos pasa lo mismo en agosto, con trabajo o sin él, con posición estable o como muchos, en búsqueda continua y sin descanso, pero poco a poco, en un par de días, todo volverá a ser igual, clientes, planes, objetivos, ansiedad o hipoteca, luz, agua y teléfono, porque, claro, los primeros tienen también facturas que pagar, pero cuentan con los medios y eso ayuda mucho.
     Esta semana tomamos decisiones entre todos, y espero que lo hagamos pensando en el bien de unos y de otros, es más, tengo la ingenua convicción de que los que menos necesitan decidirán pensando en los más necesitados.
Carlos Pareja González.
No hay texto alternativo para esta imagen

Sueños y vidas …

     Sueños y Vidas … Me enamoré de Dulcinea por influjo de Cervantes, sentí el valor negado a Boabdil y sus emociones de grande guiado por el genio de Gala a través del Manuscrito Carmesí y sufrí en el Hernando de Ildefonso Falcones el dolor de los moriscos cuando el Rey Chico se desterró por evitar la traición de los católicos.
     Gracias a Sebastian Roa me sentí cristiano en Tierra Santa y subido en la pluma de Gabo atravesé aquel cruel pueblo para cumplir la Crónica de una muerte anunciada, Fui Claudio y Adriano por el saber de Graves o la sensibilidad de Marguerite y comprendí a los soldados de Salamina de ambos bandos de nuestra guerra civil gracias a la inteligencia narrativa de Javier Cercas y así seguiría hasta acabar el dia citando tantas horas de regalos recibidos de todos ellos y muchísimos más.
     Yo hoy, desde la mayor humildad y mientras por unos días me abstraigo, os ofrezco que os lancéis a la búsqueda de la utopía acompañando a mi Fernando Urquiza … y con “Ruedas de oro” …
Carlos Ignacio Pareja González
No hay texto alternativo para esta imagen

Recordar sin memoria …

     Recordar sin memoria … Que preciso es para nuestra condición de personas, la imagen o su conjunto que guardamos de todas y cada una de las vivencias que conjuntamente marcaron nuestra existencia, y no solo la nuestra, sino también necesitamos las de los que queremos y dicen querernos.
     En la memoria nos miramos para sabernos, en los recuerdos ajenos y propios para reconocernos, como con miedo nos asomamos al espejo para identificar a quien ahora se muestra tan distinto de aquel ser joven y fuerte que ayer afrontaba la vida sin cautela ni duda.
     Cuando alguien nos niega la veracidad de un recuerdo que nos convirtió en nobles y buenos o cuando subraya solo los errores distorsionando lo que somos y fuimos, nos hiere y hay enfermedades crueles que hacen eso, negar la sucesión de nuestras vivencias más esenciales y nos impiden reconocer a los nuestros o reconocernos, ¡que horrible debe ser mirarnos y no vernos ni verlos!.
     Con el paso del tiempo todo se difumina la nobleza y lealtad probadas, la entrega a otros que afloraba la sonrisa del alma y solo perduran, para ellos y para nosotros, las veces que fuimos solo egoístas o ruines. No debería poderse olvidar u olvidarnos, y dejar de ser quien fuimos para ser lo que hoy creen o nos creemos …
Carlos Ignacio Pareja González
No hay texto alternativo para esta imagen

No todo, en estos días, es espíritu …

     No todo, en estos días, es espíritu … Quien me diga que, desde la semana pasada, no ha sentido la tentación de abandonarse en un rincón del que aquí apenas se habla; me refiero al rincón de la Gula más lujuriosa y que nace de nuestra tradición familiar y social más arraigada.
     Potaje de Semana Santa con su proporción perfecta de garbanzos, espinacas o acelgas, según la zona, y el bacalao como santo y seña de las mil y una maneras de comer este pescado en salazón que nos llega del Atlántico Norte y que como nuestros vecinos de Portugal valoramos, pero en especial en estas fechas, soldaditos de Pavía en Madrid, el pilpil o la vizcaína en Guipúzcoa o en Vizcaya, ajoarriero navarro o aragonés, la sanfaina catalana o el arroz con bacalao andaluz y mediterráneo, una fiesta para los sentidos.
     Pero para pasar a mayores, se impone guardar silencio y hueco importante en nuestro apetito, porque nadie deja de estar pendiente, en una mesa de estos días, mirando de reojo la puerta de donde llegaran las reinas de la Semana Santa y ojo, debería ser una bandeja amplia y con colmo, porque no conozco a nadie al que no gusten las Torrijas … Y no hablo ahora de dietas …
Carlos Pareja
No hay texto alternativo para esta imagen

Oración callada …

     Miradle … ya entra en Jerusalén y no es a lomos de un cartujano bien enjaezado … va sobre una pollinica que apenas lo aguanta y arrastra los pies.
     La multitud le jalea y aclama, aunque la mayoría ni sabe quien es … le miran y se ríen y se extrañan … y ese, ¿quien es? … Dicen que el Mesías más no sale del alma, descreídos ironizan mientras se dejan invadir de su mirada calma y llena de Paz … y no saben por qué …
     Ya es de noche y los soldados le prenden en La Puente del Cedrón por indicación de quien le ama … No, Judas, no lo hagas y al toque de campana, hoy, mucho más que cien hombres arrancan el huerto del suelo con soldados y saya, Berruguita, encima y los pasean por Málaga, es Miércoles Santo y esta noche en Granada, a las doce, saldrá ya crucificado y mañana en Sevilla, Córdoba y Málaga y en alguno le volverán a rodear soldados aunque no sean romanos y para recordar la hazaña …
     Señor de la Puente a quien sigue mi alma a la vera de tu madre … ayúdanos a todos a ayudarnos unos a otros y a no ignorarnos con saña … Mañana te pasearan muerto en la Cruz, en los brazos de tu madre o en una urna fría in memoriam y por fin … en una semana, vestirás de blanco y sonreirás de nuevo, pero ya no será La Semana Santa.
Carlos Pareja.
No hay texto alternativo para esta imagen

La Semana Grande del Sur …

     Ya llegó y en el Sur, en su más extenso sentido, las palmas se adornan para acompañar mañana al borriquito o a la pollinica, que es lo mismo, bajo un Sol luminoso.
     Ya huele a incienso en nuestras calles encerradas en tribunas metálicas listas para acoger cofrades y sus familias en los días no comprometidos con su Señor o su Virgen y también a turistas llegados, en casi todos los casos, de otros puntos de España, para participar en la Semana Grande del corazón.
     Ya fue la Misa del Alba en Málaga y enfermos de todo tipo, flanqueados por sanitarios, recibieron la Esperanza de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad, reunidos en el mismo tronillo, para ir a confortar a los que sienten miedo y el sufrimiento más cercano.
     Málaga, Granada, Córdoba, Sevilla, Jaen, Cadiz, Huelva y Almería, con todos sus pueblos, se entregan ya sin demora a la expresión, sin complejos, de su fervor y Fe secular y la sacan a la calle y la mecen, la cantan y se acogen a su generosidad, contándoles, uno a uno y una a una, sus miserias bajo las trabajaderas o los varales.
     Pasos y Tronos aguardan ya en sus capillas listos en el silencio recogido, el momento de oír la Marcha Real, abrir puertas y salir a sembrar Esperanza y de lágrimas los ojos, palabra de madrileño.
Carlos Pareja
No hay texto alternativo para esta imagen